Malá Strana

Guía para visitar Malá Strana o Ciudad Pequeña de Praga

A los pies del Castillo de Praga se ubica Malá Strana, que en castellano sería Ciudad Pequeña, uno de los barrios más pintorescos y visitados de la capital.

Vistas de Malá Strana o Ciudad Pequeña desde el Castillo de Praga
Vistas de Malá Strana o Ciudad Pequeña desde el Castillo de Praga

Tiene el atractivo de que muchos edificios se conservan originales, bellos palacetes de estilo barroco por los que el barrio recibe el sobrenombre de la «Joya del Barroco».

Descubre su historia, sitios de interés, secretos y leyendas, con una visita guiada por Malá Strana y Hradčany o un tour completo por Praga.

Plaza de la Ciudad Pequeña

Llamada en polaco Malostranské náměstí, es el corazón del barrio Malá Strana.

A su alrededor hay buen número de tiendas, bares y restaurantes, por lo que es el lugar ideal para degustar la gastronomía tradicional o llevarse un recuerdo de la ciudad.

Construida en la Edad Media, aquí se ubicó el mercado principal de Praga desde el siglo X.

El centro de la plaza está ocupado por la imponente Iglesia de San Nicolás, rodeada por coloridos palacetes como el Palacio Sternberg, el Palacio Liechtenstein o el Palacio Kaiserstein.

También llama la atención la Columna de la Peste, dedicada a la Santísima Trinidad que se dice ayudó a poner fin a la epidemia de peste negra que asoló la ciudad.

Iglesia de San Nicolás

Ubicada en el centro de la Plaza de la Ciudad Vieja, está considerada la iglesia barroca más bonita de Praga.

La construcción comenzó en el siglo XVIII, tras el boom católico que se produjo cuando éstos ganaron a los protestantes en la Batalla de la Montaña Blanca.

Exterior

En el exterior destaca la torre campanario y la espectacular cúpula, ambas se alzan hasta casi los 80 metros de altura, por lo que dominan el horizonte de la Ciudad Pequeña.

Interior

Interiormente también hay que mencionar la cúpula, la más grande de Praga. Los frescos que la decoran son una obra maestra del barroco.

Así como el órgano barroco, tocado por Mozart en 1787; el ciclo de diez pinturas de la Pasión de Cristo o el púlpito de mármol decorado con alegorías de la fe, la esperanza, el amor y la decapitación de San Juan Bautista.

Horario y precio

Abre todos los días de 09:00 a 17:00 horas, excepto entre noviembre y marzo que cierra una hora antes.

La entrada general cuesta 70 CZK y la reducida 50 CZK. Los portadores de la tarjeta Prague Card, tienen un 50% de descuento.

Iglesia de San Nicolás con la Plaza de la Ciudad Pequeña a sus pies
Iglesia de San Nicolás con la Plaza de la Ciudad Pequeña a sus pies

Iglesia de Nuestra Señora de la Victoria

También llamada Iglesia del Niño Jesús de Praga por acoger su venerada imagen, es uno de los lugares de peregrinación más famosos de la República Checa.

Su construcción comenzó en el siglo XVII, siendo uno de los primeros templos luteranos de la ciudad y uno de los primeros en construirse siguiendo un estilo barroco.

Tras la Batalla de la Montaña Blanca pasó a manos cristianas, específicamente fue cedida a la Orden de las Carmelitas Descalzas.

Niño Jesús de Praga

Miles de personas visitan cada año la Iglesia de Nuestra Señora de la Victoria para venerar la imagen del Niño Jesús de Praga, una pequeña escultura de cera que representa a Jesús durante su niñez.

La imagen proviene de España, se dice que pertenecía a Santa Teresa de Ávila.

Muchas personas la veneran por sus supuestos poderes milagrosos, especialmente las mujeres embarazadas.

Las vestimentas del Niño Jesús varían según la época del año, es blanca durante la Semana Santa o roja en Pascua.

Aproximadamente 100 prendas conforman su vestuario, la más lujosa tiene bordados en oro, perlas y diamantes.

Todas se exponen en el Museo del Niño Jesús de Praga.

Horario y precio

El horario de visita es: de lunes a sábado de 09:30 a 17:30 horas y los domingos de 13:00 a 18:00 horas. Hay misas en castellano los sábados a las 17:00 horas.

La entrada es gratis.

Iglesia de Nuestra Señora de la Victoria o Iglesia del Niño Jesús de Praga
Iglesia de Nuestra Señora de la Victoria o Iglesia del Niño Jesús de Praga

Isla de Kampa

Isla artificial enclavada en el río Moldava, considerada una de las islas urbanas más bonitas de Europa y uno de los rincones con más encanto de Praga.

Canal del Diablo

Está separada de la Ciudad Pequeña por el Canal del Diablo, antiguamente repleto de molinos ya que era una zona de huertas.

Destaca el Molino del Gran Prior, uno de los pocos que todavía se conserva.

Desde el Canal del Diablo parte un crucero que te llevará a descubrir de los principales puntos de interés de la Isla de Kampa.

Museo Kampa

También ha llegado hasta nuestros días el molino Sova, reutilizado para instalar el Museo Kampa, donde se expone la colección privada de los Mladek.

Muro de John Lennon

Desde aquí puedes aprovechar para visitar el Muro de John Lennon, ubicado en la Plaza del Gran Priorato, un símbolo de la libertad de expresión durante la Guerra Fría.

Calle más estrecha del mundo

También es una buena oportunidad para atravesar Vinarna Certovka, la calle más estrecha del mundo.

Hay incluso un semáforo instalado en cada extremo, ya que no pueden cruzarse dos personas a la vez.

Museo de Franz Kafka

Y finalmente acercarse al Museo de Franz Kafka, donde se exponen muchas de las primeras ediciones de los libros de Kafka, así como bocetos, fotografías y cartas.

En el exterior se puede ver una fuente de David Černý, con dos hombres orinando sobre un mapa de la República Checa, dibujando con el chorro frases literarias.

Fuente de David Černý en el exterior del Museo de Franz Kafka
Fuente de David Černý en el exterior del Museo de Franz Kafka

Monte Petřín

En el sur de Malá Strana se encuentra el Monte Petřín, una de las zonas verdes más visitadas de Praga.

Con sus 140 metros de altura sobre el río Moldava, ofrece unas espectaculares vistas del conjunto de la ciudad.

Torre de Petřín

Entre sus diferentes atracciones destaca la Torre de Petřín, torre de observación construida siguiendo el estilo de la Torre Eiffel, aunque en una escala más reducida.

Observatorio de Štefánik

Otros puntos de interés son: el Laberinto de Espejos y el Observatorio de Štefánik, dos lugares ideales para descubrir con niños.

Muro del Hambre

Junto al observatorio está el Muro del Hambre, pared construida durante el reinado de Carlos I de Bohemia para darle trabajo a los más pobres y de paso ampliar las líneas defensivas.

Iglesia de San Lorenzo

Se extiende hasta la Iglesia de San Lorenzo, cuenta una leyenda que fue construida para contrarrestar los ritos paganos que realizaban los eslavos en esta colina.

Funicular de Petřín

Finalmente hay que mencionar el Funicular de Petřín, la forma más cómoda y rápida de subir al Monte Petřín.

Monumento a las Víctimas del Terrorismo

Cerca de la estación base se encuentra el Monumento a las Víctimas del Terrorismo, una muestra de siete esculturas que homenajean a las víctimas de la ocupación comunista.

Horario y precios

El acceso al Monte Petřín es libre y gratuito.

La mayoría de sus atracciones tienen el mismo horario, de abril a septiembre de 10:00 a 22:00, de noviembre a febrero de 10:00 a 18:00, y en octubre y marzo de 10:00 a 20:00 horas.

La entrada general a la Torre de Petřín cuesta 150 CZK y la reducida 80 CZK.

La entrada general al Laberinto de los Espejos son 90 CZK y la reducida 70 CZK:

El Funicular de Petřín funciona de 09:00 a 23:20 horas en invierno y hasta las 23:30 en verano. El billete es igual que para el resto del transporte público.

En todos los casos, los portadores de la tarjeta turística Prague Card tienen el acceso gratuito.

Torre de Petřín, sobre el Monte Petřín, una de las zonas verdes más importantes de Praga
Monte Petřín, una de las zonas verdes más importantes de Praga

Jardines de Malá Strana

Además del Monte Petřín, perdidos entre las callejuelas de la Ciudad Pequeña hay otros maravillosos jardines que bien merecen una visita.

Jardines Vrtba

Ubicados muy cerca de la Plaza de Malá Strana, han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Se trata de unos jardines barrocos de principios del siglo XVIII, convertidos en un lugar donde desconectar del bullicio de la ciudad.

Están dedicados a la mitología griega, con Hércules dando la bienvenida a los visitantes.

Ya en el interior se puede ver la Sala Terrena, así como un buen número de esculturas dedicadas a Apolo, Juno, Marte, Minerva y otras deidades.

Los Jardines Vrtba abren sólo de abril a octubre, en horario de 10:00 a 18:00 horas.

La entrada general cuesta 65 CZK y la reducida 55 CZK.

Palacio y Jardines Wallenstein

Al lado contrario de la Plaza de Malá Strana se ubica el Palacio Wallestein, el primer palacio barroco de Praga.

Aunque  sólo se puede admirar su interior los fines de semana, ya que es sede del Senado del Parlamento de la República Checa.

Pero sí se pueden visitar libremente los Jardines Wallenstein, repleto de fuentes y estatuas de bronce que se conservan originales.

Del conjunto destaca la Sala Terrena, decorada con motivos florales y escenas mitológicas; así como la Gruta Artificial, con grotescas formas representando las estalactitas y estalagmitas.

Por último cabe señalar la antigua escuela ecuestre, hoy sede de la Galería Nacional de Praga.

El horario del Palacio Wallestein es: en abril, mayo y octubre de 10:00 a 17:00 horas y de junio a septiembre de 10:00 a 18:00 horas, sólo los fines de semana.

El horario de los Jardines Wallestein es: en abril, mayo a octubre, de lunes a viernes de 07:30 a 18:00 y los sábados y domingos de 10:00 a 18:00 horas; una hora más de junio a septiembre.

La entrada es gratuita.

Jardines de Vojan

Muy cerca del Palacio Wallestein están los Jardines de Voja, los jardines más antiguos de Praga que conservan su forma original.

Dentro se encuentra la Capilla de San Elías, construida a imagen y semejanza de una cueva; así como la Capilla de Santa Teresa.

Paseando entre frondosos árboles frutales se llega a una escalinata que lleva a una bonita terraza, con bancos cubiertos con pérgolas repletas de rosas.

Abre en diciembre y enero de 08:00 a 16:00 horas; en febrero, marzo, octubre y noviembre de 08:00 a 17:00 horas; finalmente de abril a septiembre de 08:00 a 19:00 horas.

La entrada es gratuita.

Praga a los pies del Monte Petřín
Praga a los pies del Monte Petřín

Cómo llegar

Hasta Malá Strana se puede ir andando desde el Castillo de Praga, siguiendo la calle Nerudova.

O bien andando desde la Ciudad Vieja, atravesando en primer lugar el Puente de Carlos y después siguiendo la calle Mostecká.

También se puede llegar en transporte público:

  • Metro: línea A, estación Malostranská.
  • Tranvía: líneas 12, 20 y 22, parada Malostranské náměstí.

¿Te ha gustado esta guía? Compártela para seguir creciendo!!

Síguenos en

Aún no tienes hotel

Booking.com

Tu vuelo al mejor precio!

Reserva tu coche de alquiler!