Puentes de Bilbao

Resumen de los principales puentes de Bilbao

Cruzando la ría del Nervión, a su paso por Bilbao, se pueden ver numerosos puentes, desde los más antiguos que se han convertido en parte de la historia de la ciudad, hasta los más modernos que han cambiado por completo su fisonomía.

Puente de Calatrava o Zubizuri, puentes de Bilbao
Puente de Calatrava o Zubizuri en Bilbao

Puente de Calatrava o Zubizuri

Uno de los puentes más modernos de Bilbao es el diseñado por el arquitecto español Santiago Calatrava, oficialmente se denomina Zubizuri, cuya traducción al castellano es Puente Blanco. Es utilizado para unir el Campo de Volantín con el Ensanche de Bilbao, al otro lado de la ría del Nervión.

Las obras de construcción se alargaron durante siete años, siendo oficialmente inaugurado el 30 de mayo de 1997. Se trata de un gran arco inclinado blanco que sujeta con cables de hierro la pasarela peatonal, en ambas orillas hay rampas y escaleras de acceso.

El arquitecto ideó la superficie del puente como una gran pasarela de cristal, pero con la humedad del ambiente se convirtió más bien en una pista de patinaje, por lo que se tuvo que instalar una gran alfombra que cubre todo el cristal; además de otros problemas legales que enfrentaron durante años al Ayuntamiento de Bilbao con Santiago Calatrava.

Pasarela de cristal del Puente de Calatrava o Zubizuri, puentes de Bilbao
Pasarela de cristal del Puente de Calatrava o Zubizuri

Se llega desde la parada de tranvía Uribiarte.

Puente Príncipes de España o Puente de la Salve

Es uno de los puentes más célebres de cuantos cruzan la ría del Nervión a su paso por Bilbao, su ubicación junto al Museo Guggenheim le han convertido en una de las imágenes más famosas de la ciudad.

A pesar de que su nombre oficial es Puente Príncipes de España, es más conocido entre los bilbaínos como Puente de la Salve, debido a que éste era el primer punto desde donde los marineros podían ver a la Virgen de Begoña y entonaban la Salve.

Puente de la Salve junto al Museo Guggenheim, puentes de Bilbao
Puente de la Salve junto al Museo Guggenheim

Cuando se inauguró el 9 de enero de 1972 se convirtió en el primer puente de España sujeto con un sistema de tirantes, fue la solución que encontró el ingeniero Juan Batanero para mejorar los problemas de tráfico de la ciudad.

En el año 2007, con motivo del décimo aniversario del Museo Guggenheim, el artista Daniel Buren le dio el característico color rojo que podemos ver hoy en día en el pilar que se alza junto al museo, en contraste con el color verde del resto del puente.

Puente Príncipes de España o Puente de la Salve, puentes de Bilbao
Puente Príncipes de España o Puente de la Salve de Bilbao

Se llega desde la parada de tranvía Guggenheim.

Puente del Ayuntamiento

Debe su nombre a su ubicación junto al majestuoso edificio del Ayuntamiento de Bilbao, es uno de los pocos puentes levadizos que unen las dos orillas de la ría del Nervión a su paso por la capital.

Casa Consistorial de Bilbao junto al Puente del Ayuntamiento, edificios civiles de Bilbao
Casa Consistorial de Bilbao junto al Puente del Ayuntamiento

Fue construido durante la segunda y tercera década del siglo XX, por aquel entonces recibía el nombre de Puente de Begoña. Para facilitar el tráfico de grandes buques por la ría, se encargó el diseño del puente levadizo al arquitecto Ricardo Bastida, quien obtuvo inspiración de los viaductos móviles de Chicago, aunque finalmente la obra fue dirigida por Ignacio de Rotaeche.

Desde 1970 se decidió dejar fijo el puente, quedando en desuso la preciosa caseta de mando que se encuentra en la orilla opuesta del ayuntamiento.

Puente del Ayuntamiento, puentes de Bilbao
Puente del Ayuntamiento en Bilbao

Se llega desde la parada de tranvía Pío Baroja.

Puente de San Antón

Ubicado junto a la emblemática Iglesia de San Antón, es el puente más antiguo que cruza la ría del Nervión a su paso por Bilbao, debido a su importancia histórica aparece en el escudo de la ciudad.

Se piensa que había un viaducto en este punto de la ría incluso antes de la fundación de la ciudad en el 1300, la construcción actual se llevó a cabo durante la Guerra Civil, aunque siguiendo un diseño de finales del siglo XIX. Durante siglos fue el único puente que unía las dos orillas de Bilbao, siendo punto de paso obligatorio para los comerciantes que se dirigían a Castilla.

Se llega desde la parada de tranvía Ribera.

¿Te ha gustado esta guía? Compártela para seguir creciendo!!

Síguenos en

Aún no tienes hotel

Booking.com

Tu vuelo al mejor precio!

Reserva tu coche de alquiler!