Edificios de Ámsterdam

Guía para visitar los principales edificios de Ámsterdam

Además de los canales, iglesias y plazas de Ámsterdam, también merece la pena visitar algunos de sus edificios civiles.

Palacio Real

Presidiendo la Plaza Dam se encuentra el Palacio Real de Ámsterdam, uno de los cuatro del país que todavía son usados por la Familia Real holandesa.

Historia

Como muchos de los grandes edificios de la ciudad, el Palacio Real se construyó en el siglo XVII, considerado el Siglo de Oro de la historia de Ámsterdam.

Comenzó siendo Palacio del Ayuntamiento, pero con la llegada de los franceses al poder en 1808, Luis Bonaparte lo utilizó como residencia real.

Finalmente pasó a manos de la Casa Real Holandesa, siendo utilizado todavía en la actualidad para recepciones y eventos oficiales.

El último gran acto celebrado en el Palacio Real fueron los festejos de entronización del rey Guillermo Alejandro, en abril del 2013.

Palacio Real de Ámsterdam, uno de los edificios civiles más importantes de la ciudad
Palacio Real de Ámsterdam, uno de los edificios civiles más importantes de la ciudad

Interior

En el interior destaca la recargada decoración impuesta por Luis Napoléon, aún se conservan de esa época la mayoría de muebles, lámparas, esculturas o pianos.

Así hasta 2.000 piezas originales, lo que hace que esté considerada la colección más grande del mundo de objetos del Imperio Napoleónico.

Horario

Aunque se puede visitar el interior, no tiene un horario fijo de apertura, ya que depende de las recepciones y eventos oficiales que se celebren.

Si quieres saber si va a estar abierto un día concreto, entra en la web oficial del Palacio Real.

Los días que está abierto a las visitas, tiene horario de 10:00 a 17:00 horas.

Precio de la entrada

La entrada cuesta 10€ para los adultos, 9€ para estudiantes, carnet joven y mayores de 65 años.

Se recomienda comprar la entrada con antelación para evitar las colas.

Es gratis para los menores de 18 años y los portadores de las tarjetas turísticas I Amsterdam Card o Museumkaart.

Estación Central

Ubicada a orillas de la bahía del IJ, la Estación Central (Amsterdam Centraal) es el centro neurálgico del transporte de la ciudad.

Todos los medios de transporte confluyen aquí, trenes de larga distancia que vienen desde todas las grandes ciudades del país y otros países de Europa, líneas de tranvía, metroautobuses y ferries.

Además, hay una parada oficial de taxis en el exterior y varias empresas de alquiler de bicicletas en los alrededores.

Estación Central de Ámsterdam, el principal nudo de comunicaciones de la ciudad
Estación Central de Ámsterdam, el principal nudo de comunicaciones de la ciudad

Arquitectura

La Estación Central de Ámsterdam se construyó a finales del siglo XIX siguiendo un estilo neo-renacentista.

Del diseño se encargó el arquitecto Pierre Cuypers, el mismo que diseñó el Rijksmuseum, con el que guarda grandes similitudes.

La construcción se hizo sobre tres islas que fueron rellenadas artificialmente, en ellas se clavaron más de 8.600 pilares de madera para sujetar la pesada estructura.

En la entrada destacan las dos torres gemelas, resaltando el imponente aspecto del acceso principal. Al este se alza el Pabellón Real, exclusivo para la Familia Real.

En el interior el elemento que más llama la atención es el techo, se trata de un complejo enrejado de hierro que mide casi 45 metros.

Cómo llegar

Estos son los medios de transporte público disponibles para llegar a la Estación Central de Ámsterdam.

  • Tranvía: líneas 1, 2, 5, 13 y 17, parada CS Tram Westzijde o líneas 4, 9, 16, 24, 25 y 26, parada CS Tram Oostzijde.
  • Metro: líneas 51, 53 y 54.
  • Autobús: líneas 32, 33, 34, 35, 348, 352, 353, 354, 355, 357, 358, 359, 361 y 363.

Concertgebouw

Junto a la Plaza de los Museos (Museumplein) se encuentra el Real Concertgebouw, sala de conciertos sede de la Orquesta Real del Concertgebouw, la Orquesta Filarmónica de Ámsterdam y la Orquesta de Cámara de Holanda.

Por su excelente acústica, está considerada una de las tres mejores salas de concierto del mundo.

Historia

Aunque el edificio se terminó de construir en 1886, la inauguración oficial no se llevó a cabo hasta dos años más tarde.

El 11 de abril de 1888, 120 músicos y 500 cantantes interpretaron obras maestras de Wagner, Handel, Bach y Beethoven.

Hoy en día, casi 1.000 conciertos se realizan todos los años entre las dos salas del Concertgebouw, incluyendo conciertos de música clásica, ópera o jazz.

Arquitectura

El exterior del edificio destaca por su marcado estilo neo-renacentista, con una fachada clásica vienesa.

Para darle consistencia a la construcción hizo falta enterrar más de 2.180 pilares a una profundidad de más de 15 metros, hasta que se traspasara el lecho fangoso de Ámsterdam.

Desde su inauguración el edificio está coronado por una enorme lira dorada, considerada un faro de la música.

Conciertos

No hay mejor forma de disfrutar del Concertgebow que asistiendo a un concierto, los hay matutinos, nocturnos e incluso gratuitos, estos últimos tienen lugar los miércoles a las 12:30 horas.

Visitas guiadas

Además de asistir a algún concierto, el Real Concertgebouw tiene visitas guiadas donde muestran un poco de la historia y los entresijos de este impresionante edificio.

Hay tours los lunes y viernes a las 17:00 horas, los miércoles a las 13:30 horas y los domingos a las 12:30 horas.

Todas tienen un precio de 10€ por persona.

Cómo llegar

Al Concertgebouw se llega desde la estación Museumplein, por donde pasan las líneas de tranvía 3, 5, 7, 10, 12, 14, 16, 24 y 25 y los autobuses 142, 145, 170, 172, 174, 197, 272, 358, N70 y N97.

 

¿Te ha gustado esta guía? Compártela para seguir creciendo!!

Síguenos en

Aún no tienes hotel

Booking.com

Tu vuelo al mejor precio!

Reserva tu coche de alquiler!