Islas de Nueva York

Además de la gran isla que alberga el distrito de Manhattan, hay otras islas de Nueva York que también merecen una visita.

Isla de la Libertad

Pequeño islote deshabitado de la Bahía de Nueva York, formando un importante conjunto histórico junto con la cercana Isla de Ellis.

Aquí se ubica uno de los símbolos de la ciudad, la Libertad Iluminando al Mundo, o como es más conocida, la Estatua de la Libertad.

Originalmente fue nombrada Isla de Bedloe, pero cambió a su denominación actual a principios del siglo XX.

Por aquel entonces acogía una fortificación con forma de estrella de once puntas, hoy representada en la base de la estatua.

Estatua de la Libertad en la Isla de la Libertad
Estatua de la Libertad en la Isla de la Libertad

Hay una gran controversia sobre la jurisdicción territorial de la Isla de la Libertad, entre los estados de Nueva York y Nueva Jersey.

Aunque físicamente está muy cercana a Nueva Jersey, desde 1664 pertenece oficialmente al estado de Nueva York.

La gestión corre a cargo del Servicio de Parques Nacionales, pero de su vigilancia se encarga desde el 11 de septiembre del 2001 el servicio de guardacostas de Estados Unidos.

Sólo se puede llegar en ferry, salen desde Battery Park en Manhattan o desde Liberty State Park en Nueva Jersey.

La compañía Statue Cruises es la única autorizada para prestar el servicio de ferry y vender las entradas y tours a la Estatua de la Libertad y la Isla de Ellis.

Isla de Ellis

Ubicada a una milla de la Isla de la Libertad, hasta la Isla de Ellis llegaban los inmigrantes europeos en busca del sueño americano.

Recibió su nombre en 1770, cuando fue adquirida por Samuel Ellis, en 1808 pasó a manos del Gobierno Federal.

Pero fue en 1890 cuando se le dio la utilidad por la que es conocida, allí se instaló la principal Aduana de Nueva York.

Empezó a funcionar en 1892 y cerró sus puertas en 1954, durante ese tiempo acogió más de 12 millones de inmigrantes.

Isla de Ellis, una de las cinco islas de Nueva York
Isla de Ellis, una de las cinco islas de Nueva York

A su llegada era meticulosamente inspeccionados, para esas labores contaban con cuatro edificios:

  • Sala de Registro, donde se realizaban los primeros controles.
  • Hospital, para ingresar a los que llegaban enfermos.
  • Sala de Infecciones, destinado sólo para personas que tuvieran enfermedades contagiosas
  • Dormitorio, enorme edificio donde vivían los inmigrantes a veces durante semanas.

En el edificio principal se ha instalado el Museo de la Inmigración, donde se recuerda la peligrosa travesía y los duros trámites que tenían que pasar los inmigrantes.

En el exterior se puede ver el Hall of Honor, con los nombres de alrededor de 600.000 inmigrantes que pasaron por Ellis Island.

Isla de los Gobernadores

A apenas un kilómetro al sur de Manhattan se encuentra la Isla de los Gobernadores, pequeño islote con fortificaciones históricas.

Habitada originalmente por tribus nativas americanas, éste fue el primer lugar ocupado por los colonizadores holandeses.

Durante la Guerra de Independencia fue fortificada, se le añadieron baterías de artillería que jugaron un papel fundamental en el desenlace en favor de los americanos.

Tras la guerra se construyeron nuevas fortificaciones para protegerse de los ataques desde el río, como Fort Jay y Castle Williams.

Durante la Guerra de Secesión fueron usados como prisiones, una especie de Alcatraz de Nueva York.

Isla de los Gobernadores, declarada Monumento Nacional
Isla de los Gobernadores, declarada Monumento Nacional

Desde 1878 hasta 1998 fue centro administrativo del ejército, un lugar misterioso que casi nadie en Nueva York había pisado jamás.

En el 2001 Governors Island fue declarada Monumento Nacional, desde entonces se pueden realizar visitas turísticas en verano.

La fecha de apertura abarca desde el 1 de mayo al 31 de octubre, en la web de Parques Nacionales puedes comprobar los horarios.

Hasta la Isla de los Gobernadores se llega en ferry desde Battery Maritime Building, muy cerca de Battery Park.

El acceso a la isla es gratuito, pero por el viaje en ferry hay que abonar $2.

Isla Roosevelt

Isla residencial ubicada en medio del río Este, a la altura de Midtown Manhattan.

Originalmente se llamaba Minnehanonck, más tarde Blackwell’s Island y Welfare Island.

Hasta 1973, cuando recibió el nombre del trigésimo segundo presidente de Estados Unidos.

Sobre ella discurre el Puente de Queensboro, principal vía de acceso entre los distritos de Manhattan y Queens.

Pero lo mejor es llegar en teleférico, a bordo del Roosevelt Island Tram.

De hecho, es la única de las islas de Nueva York a la que se llega en teleférico.

Isla de Roosevelt a los pies del teleférico
Isla de Roosevelt a los pies del teleférico

La longitud de la Isla Roosevelt es de 3 kilómetros, de ancho apenas llega a los 240 metros.

Estos son sus principales puntos de interés:

  • Blackwell Island Lighthouse, faro ubicado en el extremo norte.
  • Franklin D. Roosevelt Four Freedoms State Park, ocupa justamente la esquina sur de la isla.
  • Smallpox Hospital, ruinas de un antiguo hospital para enfermos de viruela.
  • Chapel of the Good Shepherd, iglesia de finales del siglo XIX.
  • Blackwell House, construida en 1796, es una de las casas coloniales más antiguas de Nueva York.
  • The Octagon Tower, antiguo hospital de planta octogonal que hoy es edificio residencial.

Isla de Randall

La última de las islas de Nueva York también se encuentra en el río Este, conectada a través de una estrecha franja de tierra a Ward’s Island.

Se puede acceder a ella a través de un complejo de puentes desde Manhattan, El Bronx y Queens, llamado Triborough Bridge.

Originalmente habitada por nativos americanos, fue comprada en 1637 por el gobernador holandés de Manhattan, desde entonces ha sido zona de cultivo, cuartel, prisión u hospital.

Lleva el nombre de Jonathan Randel, propietario entre 1784 y 1835, cuando fue vendida a la Ciudad de Nueva York.

La mayor parte de la isla está ocupada actualmente por zonas verdes, donde hay campos de golf, campo de tenis, fútbol o béisbol.

Además cuenta con pista de atletismo y enorme red de senderos para practicar senderismo o ciclismo.

Sobre todo destaca el Icahn Stadium, campo de atletismo que acoge competiciones internacionales.

Sólo se puede llegar en autobús desde Manhattan, con la línea M35 desde Lexintong Av, esquina con 125th St.

¿Te ha gustado esta guía? Compártela para seguir creciendo!!

Síguenos en

Aún no tienes hotel

Booking.com

Tu vuelo al mejor precio!

Reserva tu coche de alquiler!