Historia de Venecia

Historia de Venecia

El orígen de Venecia se remonta al siglo V d. C, cuando los habitantes del continente abandonaron tierra firme, para refugiarse en las islas huyendo de los ataques bárbaros. Por aquel entonces el Imperio Romano ya estaba dividido en dos, Venecia pasó a rendir pleitesía al Imperio Bizantino, aunque siempre se le concedieron importantes privilegios que no tenían otras provincias.

Desde el siglo VIII ya habían conseguido una cierta autonomía del Imperio Bizantino, pero en el 803 se reconoció la independencia absoluta de la región. En el año 828 los venecianos robaron el cuerpo de San Marcos que se encontraba en Alejandría, desde entonces se convirtió en el patrón de la ciudad.

Basílica de San Marcos en Venecia
Basílica de San Marcos en Venecia

A finales de la Edad Media, gracias a su situación estratégica y los vastos conocimientos marítimos que obtuvieron casi por obligación sus habitantes, Venecia pronto se convirtió en un centro neurálgico del comercio entre oriente y occidente. De las lejanas tierras orientales importaban especias y seda, que luego revendían a sus vecinos europeos, obteniendo un altísimo beneficio.

Con las Cruzadas afianzaron tanto su poderío, que llegaron a ser la pieza clave para acabar definitivamente con el Imperio Bizantino. A principios del siglo XIII, tan sólo un siglo más tarde, Venecia ya era una de las ciudades más prósperas de Europa. Precisamente en el siglo XIII vivió uno de los personajes más famosos de la historia veneciana, el comerciante y viajero Marco Polo, recorrió por completo la Ruta de la Seda, siendo uno de los viajes mejor documentados de la historia.

Canales de Venecia
Canales de Venecia

La decadencia veneciana comenzó con el descubrimiento de América en 1492, las nuevas rutas de comercio abiertas hacia occidente, las constantes guerras con la vecina Génova y la imparable expansión del Imperio Otomano, provocaron una rápida pérdida del poderío de la Serenísima República. Cuando Napoleón ocupó la ciudad en 1797, Venecia dejó de ser definitivamente un estado independiente.

Tras la caída de Napoleón, la región pasó a formar parte del Reino Lombardo-Véneto. Después de la tercera guerra de independencia, en 1866, quedó incluida dentro del Reino de Italia, sistema monárquico que acabó siendo la República Italiana en 1946. Hoy en día es una de las ciudades más pintorescas y visitadas de Europa, vive prácticamente en exclusiva del turismo que llega cada año por millones a Venecia.

¿Te ha gustado esta guía? Compártela para seguir creciendo!!

Síguenos en

Aún no tienes hotel

Booking.com

Tu vuelo al mejor precio!

Reserva tu coche de alquiler!