Burano

Ubicada a unos 7 kilómetros al norte de Venecia, justo al lado de Torcello, Burano es la isla más colorida y pintoresca que se puede visitar en la Laguna Véneta.

Casas de colores de Burano
Casas de colores de Burano

Tiene el mismo origen que el resto de islas de Venecia, fueron habitadas en el siglo V por los pobladores de tierra firme que huían de las invasiones bárbaras. Estaban bastante más atrasados en cuanto a construcciones que sus vecinos, hasta el siglo XI vivían en palafitos con muros hechos de cañas.

Casas de colores en Burano
Casas de colores en Burano

El mayor atractivo de la isla son sus coloridas casas, es obligación de los vecinos mantenerlas todo el año con los vivos colores que las caracterizan. Hay varias teorías para explicar el singular colorido, pero la más lógica parece ser que fue para que los marineros pudieran ver las construcciones, entre la densa niebla que suele cubrir Burano.

Canales de Burano, al fondo la torre de la Iglesia de San Martín
Al fondo del canal la torre de la Iglesia de San Martín

El edificio de mayor interés es la Iglesia de San Martín, aunque es una construcción inacabada. Su torre campanario inclinada de 53 metros de altura, se ve desde casi todos los rincones de la ciudad y se ha convertido en un símbolo de Burano.

Casas de colores de Burano
Casas de colores

Como en Murano, hay un producto típico que sólo se produce en ésta isla, el encaje de Burano se hace con la meticulosa técnica a aguja, con lo que se obtienen unas creaciones totalmente artesanales. Cuenta con un Museo del Encaje, ubicado en la antigua escuela del oficio, donde se puede hacer un recorrido cronológico por la historia de este arte tradicional.

Tienda de encajes de Burano
Tienda de encajes de Burano

Hasta Burano se puede llegar con la línea 12 de vaporetto, desde la parada Fondamente Nove, al norte de Venecia.

¿Te ha gustado esta guía? Compártela para seguir creciendo!! 🙂Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin