Iglesias de Venecia

Además de la Basílica de San Marcos, hay otras muchas iglesias de Venecia que destacan por su historia y arquitectura.

Basílica de Santa María de la Salud, una de las iglesias más bonitas de Venecia
Basílica de Santa María de la Salud, una de las iglesias más bonitas de Venecia

Basílica Santa María Gloriosa dei Frari

Ubicada en el corazón del sestiere San Polo, es una de las iglesias más grandes e importantes de Venecia.

Construida por los franciscanos a mediados del siglo XIII, un par de siglos más tarde fue demolida para llevar a cabo una obra más fastuosa.

Sigue un estilo gótico italiano, con todo el exterior hecho de ladrillos rojos, a excepción de los detalles decorativos de piedra de Istria.

En la parte posterior se alza el campanile, con sus 83 metros es el segundo más alto de la ciudad, sólo por detrás del Campanile de San Marcos.

Basílica Santa María dei Frari
Basílica Santa María dei Frari

El exterior no tiene mayor interés arquitectónico, su belleza está en el interior decorado con obras maestras de los mejores artistas italianos.

Tres son las piezas que no debes perderte:

  • Asunción de Tiziano, el retablo más grande de la ciudad.
  • Estatua de San Juan Bautista, única escultura de Donatello en Venecia.
  • Monumentos funerarios, de varios dogos y otros personajes relevantes en la historia.
Vista desde el Campo San Tomà
Vista desde el Campo San Tomà

El horario de la Basílica Santa María dei Frari es: de lunes a sábados de 09:00 a 18:00 y los domingos de 13:00 a 18:00 horas.

La entrada cuesta 3€, con la tarjeta Chorus Pass o Tourist City Pass ya está incluida.

Se llega desde la parada S. Tomà, líneas 1, 2 y N de vaporetto.

Basílica de Santa María de la Salud

Está ubicada muy cerca de la Punta della Dogana, en una de las islas que conforman el sestiere Dorsoduro.

El templo se construyó en 1630, para agradecer a la Virgen Santísima por haber superado una terrible epidemia de peste que acabó con la vida de más 80.000 venecianos.

Las obras se alargaron hasta 1687, del diseño se hizo cargo Baldassarre Longhena, el arquitecto veneciano más destacado del barroco.

Tiene planta octogonal, con las fachadas hechas de piedra de Istria adelantadas a la base.

Como decoración cuenta con esculturas y enormes volutas que sujetan la cúpula.

Basílica de Santa María de la Salud, epicentro de la Fiesta de la Salud
Basílica de Santa María de la Salud, epicentro de la Fiesta de la Salud

En el interior las capillas se encuentran rodeando la cúpula central, el techo está decorado con frescos de Tiziano que representan violentas escenas del Antiguo Testamento.

Cada año alberga una de las celebraciones más multitudinarias de Venecia, el fin de la peste que asoló la ciudad un 21 de noviembre.

El horario de la Basílica de Santa María es: todos los días, de 09:00 a 12:00 y de 15:00 a 17:30 horas.

La entrada es gratuita.

La parada más cercana es Salute, de la línea 1 de vaporetto.

También puedes optar por descubrir todos sus secretos con un tour GRATIS por la Venecia desconocida.

Basílica de San Giorgio Maggiore

La última de las iglesias de Venecia se alza en la pequeña isla del mismo nombre, justo enfrente de la Plaza de San Marcos.

Desde el siglo X existía un monasterio benedictino en estas tierras, tras haber sido destruido por un terremoto en 1223, se construyó la iglesia actual entre los siglos XV y XVII.

El conjunto eclesiástico incluye la basílica y el monasterio homónimo, ambos diseñados por el arquitecto Andrea Palladio.

Basílica de San Giorgio Maggiore en Venecia
Basílica de San Giorgio Maggiore en Venecia

En el exterior llama la atención la fachada clásica, su color blanco puro contrasta con el resto de edificios de ladrillo rojo.

Sobre todas las estructuras destaca el campanile, la tercera torre campanario más alta de Venecia.

Las vistas desde allí de la Plaza de San Marcos, con el Gran Canal a sus pies, son sencillamente espectaculares.

Aunque el interior a primera vista parece bastante austero, guarda las tres últimas pinturas hechas por Tintoretto:

  • La Última Cena
  • Recogida del Maná
  • La Deposición

El horario de la Basílica de San Giorgio Maggiore es: todos los días, de 09:00 a 12:30 y de 14:30 a 17:00 horas.

La entrada es gratuita, subir al campanile en ascensor cuesta 3€.

Se llega con las líneas 2 y N de vaporetto, parada S. Giorgio.

¿Te ha gustado esta guía? Compártela para seguir creciendo!!

Síguenos en

Aún no tienes hotel

Booking.com

Tu vuelo al mejor precio!

Reserva tu coche de alquiler!