Palacios de Venecia


Palacios de Venecia

Ca’ d’Oro

Ubicado a orillas del Gran Canal, dentro del sestiere Cannaregio, Ca’ d’Oro es uno de los palacios más bellos de Venecia. Lo que lo diferencia del resto es su estilo gótico veneciano, con influencias del Renacimiento que ya empezaba a surgir en la ciudad.

La construcción se hizo a mediados del siglo XV, para ser la residencia del Procurador de San Marcos, Marino Contarini. En 1916, el barón Giorgio Franchetti se lo cedió al gobierno italiano, después de unas reformas se abrió al público para exponer las obras de arte que el noble reunió a lo largo de su vida.

El palacio Ca’ d’Oro se puede visitar, de martes a domingo de 08:15 a 19:15 y los lunes de 08:15 a 14:00 horas.

La entrada general cuesta 6€ y la reducida 3€, es gratuito para los menores de 18, los mayores de 65 años y las personas minusválidas con su acompañante, en todos los casos hay que añadir 1,50€ de la reserva obligatoria. El precio se puede incrementar si hay exposiciones temporales.

Se llega desde la parada Ca’ d’Oro, de las líneas 1 y N de vaporetto.

Ca’ Rezzonico

Con vistas al Gran Canal, en el sestiere Dorsoduro, Ca’ Rezzonico es uno de los palacetes más conocidos de Venecia.

El edificio lo construyó en el siglo XVII el arquitecto más destacado del barroco veneciano, Baltasar Longhena, la edificación quedó inconclusa con la muerte del arquitecto. En 1751 lo adquirió la familia Rezzonico, quienes se hicieron cargo de finalizar la obra. Fue adquirido en 1888 por el poeta inglés Robert Browning, finalmente en 1934 pasó a manos del Ayuntamiento de Venecia, desde entonces alberga el Museo del Settecento Veneciano.

Ca' Rezzonico al final del Gran Canal
Ca’ Rezzonico al final del Gran Canal

Para la apertura del museo se trajeron muebles y esculturas del siglo XVIII, se trataba de recrear el lujoso interior de un palacete de la época. Entre las obras de arte destacan los frescos de Gianbattista Tiepolo que decoran el techo, así como piezas de Tintoretto, Canaletto o Longhi.

El palacio Ca’ Rezzonico abre sus puertas, de abril a octubre de 10:00 a 18:00 y de noviembre a marzo de 10:00 a 17:00 horas.

La entrada general cuesta 8€, la reducida son 5,50€. El acceso ya está incluido con el pase Museum Pass y la tarjeta Tourist City Pass.

Se llega desde la parada Ca’ Rezzonico, líneas 1 y N de vaporetto.

Palazzo Dolfin Manin

Ubicado muy cerca del Puente de Rialto, con vistas al Gran Canal, el Palazzo Dolfin Manin alberga la sede de la Banca de Italia en la ciudad.

El edificio se construyó en el siglo XVI siguiendo un estilo renacentista, para ser la residencia de la familia Dolfin, una de las más influyentes del medievo veneciano.

El aspecto actual fue idea del último dogo de Venecia, Ludovico Manin, aunque la fachada se conservó intacta por presión popular. El propio dogo falleció en el palacio, después de haber sido despreciado por el pueblo, por haberle entregado la República Serenísima a Napoleón Bonaparte. Desde 1867 se instalaron aquí unas oficinas de la banca.

Palazzo Dolfin Manin en la orilla izquierda del Gran Canal
Palazzo Dolfin Manin en la orilla izquierda del Gran Canal

Si la fachada ya destaca entre los palacetes que lo rodean, el interior no desmerece para nada. Está decorado con impresionantes frescos que Giambattista Tiepolo pintó en conmemoración de la boda de Ludovico Manin con Elisabetha Grimani. El interior sólo se puede visitar si se accede a las oficinas de la banca.

Se llega desde la parada Rialto, con las líneas 1, 2 y N de vaporetto y línea naranja de Alilaguna.

¿Te ha gustado esta guía? Compártela para seguir creciendo!! 🙂Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin